¡A por el tesoro!

Los niños encuentran por azar un mapa de tesoro perdido. Deberán superar un sinfín de desafíos que pondrán a prueba su inteligencia, habilidad y capacidad de trabajar en equipo hasta encontrar su recompensa.

Las pruebas se adaptan a las edades de los niños.Dependiendo del número de niños, se pueden hacer varios equipos o que todos los niños cooperen en un solo grupo.